Cómo ahorrar energía en tu propia casa

La eficiencia energética significa que usted está usando menos energía para hacer los mismos trabajos, reduciendo el desperdicio de energía de su casa y ahorrando dinero. Aumentar de manera efectiva su eficiencia energética implica algo más que usar menos energía: requiere que usted tome conciencia de cómo se usa la energía, dónde se desperdicia y cómo se puede usar de manera más efectiva y eficiente en la vida diaria. Aquí hay algunos consejos para ayudar a su hogar o negocio a ahorrar energía y ser más eficiente.

20 maneras de gastar menos energía

  1. Cambie sus bombillas por LEDs.

  2. Si es posible, lave su ropa con agua fría.

  3. Sellar grietas, huecos, fugas y añadir aislamiento puede ahorrar hasta un 10% en los costes de calefacción y refrigeración de la vivienda.

  4. Limpie o reemplace todos los filtros de su casa regularmente. Los filtros sucios hacen que su sistema trabaje más duro y funcione más tiempo del necesario.

  5. Use el microondas en lugar de la estufa cuando cocine.

  6. Para asegurarse de que sus electrodomésticos funcionen eficientemente, descongele el refrigerador y el congelador antes de que la acumulación de hielo se vuelva de 1/4 de pulgada de espesor.

  7. Durante los meses más cálidos, cierre las persianas, las persianas y las cortinas en el lado soleado de su casa para ayudar a mantener la temperatura de su hogar más fresca y reducir el
    trabajo de su aire acondicionado. Abra las persianas durante los meses más fríos para que el sol caliente su hogar.

  8. No mires al horno mientras horneas! Cada vez que usted mira, la temperatura baja 25° F, haciendo que su horno utilice más energía para subir la temperatura.

  9. Utilice la luz natural cuando sea posible.

  10. Controle sus accesorios con una fotocélula o un temporizador para asegurar el funcionamiento de sus luces exteriores sólo de la noche a la madrugada.

  11. No deje su computadora encendida todo el día. Encienda el ordenador, el monitor, la impresora y el fax sólo cuando los necesite.

  12. Ajuste el termostato lo más alto posible en verano y lo más bajo posible en invierno. Cuanto menor sea la diferencia entre la temperatura interior y exterior, menor será la factura total de calefacción y aire acondicionado.

  13. El uso de su ventilador de techo le permitirá elevar la temperatura del termostato alrededor de 4°F sin reducir la comodidad.

  14. Los refrigeradores y congeladores funcionan más eficientemente cuando están llenos, así que mantenga su refrigerador y congelador tan llenos como sea posible. Tenga cuidado con el sobrellenado, ya que esto reducirá el flujo de aire y hará que el aparato trabaje más duro.

  15. El uso de lavavajillas y lavadoras/secadoras por la noche mantendrá la casa más fresca, reducirá la tensión en la red eléctrica durante las horas de mayor uso de 4 PM y 6 PM y reducirá la posibilidad de una emergencia.

  16. Apague la secadora de platos calentada en su lavavajillas y déjela secar al aire.

  17. Establezca la temperatura de su refrigerador según las recomendaciones del fabricante para evitar el enfriamiento excesivo y el desperdicio de energía.

  18. No deje los ventiladores del baño o de la cocina encendidos más tiempo del necesario. Reemplazan el aire interior por el exterior.

  19. Si su casa tiene ventanas de un solo panel, considere reemplazarlas con ventanas que ahorren energía, o agregar persianas solares o películas para teñir.

  20. Ajuste el termostato sólo a la temperatura deseada. Su casa no se calentará ni enfriará más rápido si la enciende.

También puede gustarle...