¿Cómo impacta la pornografía a nuestro medio ambiente?

Pudiéramos ser totalmente amarillistas y decir que ver películas en general (porno o no) causa un gran impacto en nuestro medio ambiente, pues el material con el que se hace el disco, sus empaques, las cajas de envió y hasta el combustible del carro que transporta esa mercancía acaba afectando directa o indirectamente nuestro medio ambiente, algo que si bien no es mentira no vamos a discutir hoy.

Ten en cuenta que para que puedas disfrutar de tus pornstars favoritas teniendo sexo frente a la pantalla de tu dispositivo es necesario que los servicios de streaming como Pornhub o incluso Netflix implementen mucha energía para enfriar sus servidores, al mismo tiempo que nosotros en casa estamos gastando una cantidad de energía impresionante en nuestros módems, televisores, computadoras y cualquier otro dispositivo electrónico involucrado en el proceso.

Para que te hagas una idea mejor, el director financiero de la productora porno “Evil Angel” mencionó que para los años 90, una película porno donde participaran las mejores pornstars del momento, se vendía aproximadamente 7.500 veces en el primer mes, mientras que hoy en día con el uso del internet y las plataformas de streaming un video porno con las mismas pornstars y características se transmitiría en promedio 30.000 veces en el primer mes y cabe destacar que en esta cuenta solo entran aquellos clientes que pagan por el entretenimiento para adultos.

Pero ¿Cuánta energía se usa en el proceso?

Luego de estas imponentes cifras, el señor Nathan Ensmenger, un miembro de una importante universidad de Alemania hizo un calculo bastante exacto para poner en perspectiva el uso de energía que emplean estos grandes sitios de pornografía para que muchos usuarios a nivel mundial consigan ver a sus pornstars favoritas teniendo sexo.

Ensmenger determino que si PornHub transmite vídeos porno con la misma eficiencia que Netflix lo hace, habría usado 5.970 millones de kWh en el año 2016, lo que vendría siendo igual ha dejar encendidas 11.000 bombillas durante todo un año y recuerda que estos números representan solo a un sitio web.

Si bien es cierto que necesitamos una respuesta más concluyente y más datos. La información de los sitios de pornografía sería útil para que investigadores pudieran calcular de forma exacta el verdadero costo que tiene en nuestro mundo.

¿Afectará esto las decisiones de los millones que actualmente consumen pornografía diariamente?

Como mínimo debe ser algo a considerar, sin embargo lamentablemente es muy poco probable que las personas tomen consciencia de los problemas que esto trae para sus vidas personales así como también para el medio ambiente. De cualquier forma desde aquí hacemos nuestra parte y te informamos para que seas tu quien tenga la ultima palabra.

También puede gustarle...